2018-08-05    10:34:30

Eran tiempos de guerra

Por Salvador Borja Espinosa.

México, 5 Ago (Notimex).- Si. Eran tiempos de guerra. A escasos metros de la frontera sur de México. Centroamérica se volvió en la década de los 80 un escenario de la "guerra fría" y vivía incendiada con guerras fratricidas en Guatemala, El Salvador y Nicaragua.

Esas guerras civiles también provocaron inestabilidad política y social en países vecinos como Honduras, que tuvo que aceptar a unos 12 mil contras nicaragüenses financiados por Estados Unidos en su territorio, y Costa Rica, donde ocurrieron atentados contra rebeldes y periodistas, así como violaciones de sus límites fronterizos.

En esa época, México recibió a miles de guatemaltecos que huyeron del fuego cruzado entre guerrilla y ejército. La doctrina antiguerrillera de “tierra arrasada” derivó en más de 50 mil refugiados, principalmente indígenas, que se ubicaron en los estados de Chiapas, Campeche y Quintana Roo.

El incendió cundía en Centroamérica y Notimex contaba con presencia periodística para reportar los hechos desde el mismo lugar en el que ocurrían. La administración de Héctor Manuel Ezeta (1983-1988) dio inicio al crecimiento de la red de corresponsales no solo en la región, sino en otros países del mundo.

Periodistas como María Cortina (El Salvador), Miriam Mercado Gutiérrez (Honduras), Jesús Guevara Morín (Nicaragua) y Epigmenio Ibarra (itinerante en la región) trasladaban a los medios mexicanos y a sus lectores los avances y retrocesos de esas guerras entre hermanos.

En El Salvador la cifra de muertos superó los 75 mil, en Nicaragua fueron más de 50 mil y en Guatemala unos 200 mil, de acuerdo con diversas fuentes oficiales y periodísticas.

Las administraciones de Raymundo Riva Palacio (1988-1990) y Pablo Hiriart Lebert (1990-1992) asumieron el reto de bregar por el mismo camino e hicieron crecer el número de corresponsales internacionales en la zona.

Incluso se conformó la Regional para América Central y el Caribe que tuvo su sede en San José, Costa Rica, dadas las condiciones que el país ofrecía en materia de telecomunicaciones y de relativa seguridad en un entorno de guerras civiles. Su primer titular fue Miguel Conde.

La regional operaba de manera autónoma y era capaz de transmitir la información que generaba a los suscriptores en el área y enviar las noticias más destacadas a la central en la Ciudad de México, a través de la orientación especial del satélite Morelos, de acuerdo con parámetros editoriales preestablecidos.

La idea era competir con otras agencias internacionales que ya operaban en la región como AP (Estados Unidos), Reuter (Reino Unido), EFE (España), DPA (Alemania), IPS (Italia) y AFP (Francia).

Sin lugar a dudas, Notimex se convirtió en la principal agencia extranjera en América Central, pues contaba con la mayor publicación y aceptación en los medios de comunicación de la zona.

Los presidentes del área, sus secretarios de Estado, legisladores, artistas, deportistas y otras fuentes de alto nivel también de la iniciativa privada confiaban en los profesionales de Notimex para entregar declaraciones exclusivas, enviarles documentos importantes, convocarlos a rueda de prensa e incluso para viajar con ellos en las comitivas oficiales por tierra, aire y mar.

Dan cuenta de ello, decenas de entrevistas con jefes de Estado, integrantes de sus gabinetes, y de representantes de organismos internacionales como la ONU, la OEA, el BID, el FMI, el BM, entre otros, que fueron logradas por reporteros y corresponsales, y que se encuentran en el archivo histórico de la agencia.

Conforme avanzaban los procesos de paz en la región y se apagaba el incendio para dar paso a democracias electorales, la agencia fue conformando un equipo de profesionales ubicados en todos los países de la zona: Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá -incluyendo a Cuba y en algún momento República Dominicana y Puerto Rico-.

El 19 de diciembre de 1989, Estados Unidos invadió Panamá para derrocar al último dictador regional de la época, Manuel Antonio Noriega. En ese país, la agencia fue testigo del desmantelamiento de 14 bases militares estadunidenses a la orilla del canal y la entrega de la ruta marítima a los panameños en 1999.

Notimex estuvo presente en el cambio de régimen en Nicaragua, cuando Daniel Ortega y los sandinistas –ahora de nuevo en el poder- perdieron las elecciones el 25 de febrero de 1990, ante una carismática Violeta Chamorro, una ama de casa de derecha. La agencia reseñó las lágrimas de Ortega al admitir su derrota en compañía de su esposa Rosario Murillo.

Asimismo, cubrió el fin de la guerra en El Salvador y la firma de la paz en 1992 (en el Castillo de Chapultepec de la Ciudad de México), bajo los auspicios de la ONU. Los acuerdos de paz para Guatemala llegaron en 1996 luego de 36 años de conflicto interno. Notimex estuvo allí.

La Cuba socialista tambien fue cubierta por Notimex desde sus entrañas. Visitas papales como la de Juan Pablo II en 1998 fue cubierta y se citó la histórica frase: “Que Cuba, con todas sus magníficas posibilidades, se abra al mundo, y que el mundo se abra a Cuba”, pronunciada en La Habana el 22 de enero de ese año.

También se cubrieron los disturbios en la capital habanera, seguidos de una crisis migratoria, la sucesión presidencial entre los hermanos Fidel y Raúl Castro, tres huracanes de gran magnitud. Muchas cosas más.

Notimex fue el primer medio internacional en dar a conocer el golpe de Estado contra el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, quien fue sacado en pijama de su casa y trasladado a Costa Rica el 28 de junio de 2009. Una llamada de “alto nivel” alertó sobre la acción emprendida.

La estrategia informativa incluía periodistas locales y corresponsales mexicanos, y una línea editorial que buscaba tratar la información de cada país como si fuera información surgida en México.

De este modo, la cobertura pasó de enfocarse mayoritariamente en los conflictos bélicos a una pluralista que incluía aspectos políticos, económicos, sociales, deportivos y culturales, entre otros.

Los medios centroamericanos acogieron con gusto la oferta informativa de la entonces Agencia Mexicana de Noticias y era común ver sus despachos en los principales periódicos del istmo, las radioemisoras más representativas y los canales de televisión más vistos y de mayor impacto.

El primer diario centroamericano que publicó una noticia contando ya con los servicios de Notimex en sus instalaciones fue La Tribuna, de Tegucigalpa, Honduras, en 1990.

La lista de profesionales que fortaleció la presencia de Notimex en el istmo centroamericano incluyó a periodistas locales como Enrique Mora Valverde (qepd), Wilfredo Chacón, Adis Urieta, Edelmiro Franco, Ana Mora, Herbert Hernández, Vicente Barletta, Luis Vásquez, Hugo Sergio del Águila y Sonia González Espinosa.

También Arely Muñoz Mayorga, Maricel Diéguez, Moisés Ávalos, George Rodríguez Oteyza, Francisco Ramírez Cárdenas (Cuba), Ernesto Mastracusa (fotógrafo, Cuba), y Jackqueline Telemaque (Haití), entre otros. A veces la memoria falla.

Los corresponsales mexicanos incluyeron a Julio Olvera Anguiano, Luis Felipe López, Sandra Páez, Pablo Palomo Reyna, Ivette Báez, Manuel Ocaño, Rafael Croda, Edgar Cera y José Luis Castillejos.

Además, Miguel Ángel López Rojas, Jorge Armendáriz, Isaí Ángeles González, Jesús Gómez Navarro, Gerardo Arreola (en Cuba), Gabriela Villa, Ezequiel Abiú (en República Dominicana) y a quien firma el presente artículo.

De acuerdo con información interna, en 2012 Notimex contaba con 48 prestadores de servicios en 32 ciudades de 26 países, distribuidos de la siguiente manera: 36 corresponsales, cuatro colaboradores, un jefe de mesa de edición, dos editores, dos fotógrafos, dos administradores y una secretaria administrativa. De ellos, 25 eran mexicanos y 23 de otras nacionalidades.

La firma de acuerdos de paz, entornos económicos adversos, un cambio en las prioridades políticas nacionales y sucesivas reducciones presupuestarias, entre otros problemas, hicieron que la funcional iniciativa periodística decayera.

Los actuales sucesos en la región del istmo tienen en la migración indocumentada, la violencia de pandillas, la pobreza y la corrupción, las "nuevas guerras" a vencer.




NTX/I/SBE/LMV/50A/ENT/
CONTENIDO RELACIONADO

80805087. México, 5 Ago 2018 (Notimex-Jesús Guevara).- El compromiso profesional y la responsabilidad periodística para informar desde el lugar de los hechos fue determinante para...

80805088. México, 5 Ago 2018 (Notimex-Archivo Jesús Guevara).- Sandinistas capturan al estadunidense Eugene Hassenfus tras derribar su avión. NOTIMEX-ARCHIVO JESÚS GUEVARA/FOTO/COR/50A/

80805089. México, 5 Ago 2018 (Notimex- Archivo Jesús Guevara).- Rueda de prensa de la guerrilla del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional en la embajada de España en...

80805086. México, 5 Ago 2018 (Notimex-Jesús Guevara).- Entre los años 1988 a 1992 Notimex consolidó su presencia en Centroamérica y se posicionó como la principal agencia extranjera...

80805085. México, 5 Ago 2018 (Notimex-Jesús Guevara).- La red de corresponsales de Notimex en Centroamérica creció al ritmo que en la región lo hacían las guerras fratricidas....

El papel de Notimex en tiempos de guerra en Centroamérica / #NTX50Aniversario